Skip to main content
Independent Partner

Las ventanas
se convierten en eliminadores de virus y bacterias.

Las ventanas son las superficies perfectas para el revestimiento purificador del aire de truu. Gracias a él, las partículas minúsculas del aire ambiental, como el polvo fino, virus y alérgenos son atraídos por los cristales y se desintegran en componentes individuales al entrar en contacto. Las paredes de las células se destruyen por completo, neutralizándose así también los endocrinos, que de lo contrario podrían ocasionar daños. Las sustancias residuales inofensivas pueden eliminarse con facilidad limpiando a continuación. No hay método más limpio ni seguro.

Duro
como el vidrio.
Dureza del material
grado H7.

Lo que queda
es aire sano.

  • Las sustancias orgánicas se desintegran en agua, CO2 y sustancias residuales inofensivas
  • Las sustancias residuales se descomponen, volviéndose inocuas para la salud
  • Puede aplicarse sobre cualquier tipo de cristal
  • Sin desgaste ni abrasión
Tiempo de secado90 min
Durabilidad (escaso esfuerzo) 10 años
Durabilidad (gran esfuerzo) 1 año
Actividadluz natural y luz artificial
Aplicaciónrociado

 

Ponerse en contacto

La serie truu air pro.
Perfectos para cualquier subsuelo.